jueves, 19 de julio de 2018

Solemne Traslado de Nuestra Señora de la Solead con motivo de su 75 Aniversario y restauración



Solemne Traslado de María Santísima de la Soledad 

con motivo de su 75 Aniversario y su restauración. 

Entrados en la Cuaresma de 2.018, hace ya unos meses, se produjo un echo especial dentro de la Semana Santa y de la vida cofrade en nuestra localidad, María Santísima de la Soledad realizaría un Solemne Traslado con motivo de su 75 Aniversario y la restauración realizada sobre dicha imagen.

Así llego el 25 de Febrero de 2.018, la Hermandad del Santísimo Entierro de Cristo y María Santísima de la Soledad, nos había dado traslado de la invitación al acto a celebrar en este día tan especial para ellos, al cual, tuvimos el honor y por supuesto el placer de acudir, aprovechamos para agradecerles hacernos participes de dicho acto.

Por la mañana, a eso de las 11.30 h se procedió a la apertura de las puertas de la casa hermandad de dicha cofradía donde permanecía Nuestra Señora de la Soledad, para que todo aquel devoto que quisiera verla antes de su Solemne Traslado pudiera hacerlo y contemplar su magnifica imagen, su gran belleza. Y hasta allí nos acercamos muchos y muchas serran@s.








Pues bien para nosotros todo comenzó, en nuestra casa hermandad, días antes, ya que tendríamos el honor de su visita, para lo cual se preparo un altar, y unos detalles. Para ese día tan especial se nos indico que se recogeria a nuestra representación mediante cortejo en nuestra casa hermandad, donde quedamos los componentes de la Junta de Gobierno a las 15.30h. Y así fue.... 






Seguidamente la comitiva recogeria al resto de hermandades...
Nuestro Padre Jesús Nazarenos                                        Nuestra Señora de los Dolores





Nos acercábamos a la casa hermandad del Santísimo Entierro de Cristo y María Santísima de la Soledad, y cerca de ella el resto de hermandades que tienen sus casas de hermandad junto a ella.
Santísimo Cristo de la Vera Cruz  y                          Nuestro Padres Jesús de la Bondad
María Santísima de la Esperanza                   y Stmo Cristo de la Clemencia y el Perdón






Todo estaba listo, se acercaban las 16.00 h y la gente esperaba a Nuestra Señora en la puerta de su casa hermandad. ¡Soledad! ¡Tu pueblo te espera!





Y así, saldría María Santísima de la Soledad, para que su pueblo la volviese a recibir, 75 años después de su llegada. Magnifico día el que acompañaría la salidad de Nuestra Señora radiante de belleza, una salida en la tarde, algo muy diferente a la Noche del Viernes Santo, Viernes de Soledad.



 

 


Comenzaría el Traslado, visitando a las hermandades vecinas a la casa Hermandad, siendo las primeras las de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús de la Bondad, y el Santísimo Cristo de la Clemencia y el Perdón.




Justo enfrente se volvería a encontrar Nuestra Señora con la representación de otra Hermandad en su casa, la del Santísimo Cristo de la VeraCruz y María Santísima de la Esperanza.




Continuaría la comitiva hasta el siguiente punto de encuentro el cual sería en nuestra casa hermandad.






El Altar de nuestra cofradía a Hermandad de Nuestro Padre Jesús de la Humildad, esperaba a María Santísima de la Soledad. 




Se acercaba María Santísima, a su casa, a nuestra casa hermandad, la Junta de Gobierno la esperaba, rodeada de hermanos de la cofradía y de paisanos, nervios, emoción, mil sentimientos que no puedo describir, llega la Santísima Madre de nuestro padre Jesús de la Humildad.





Recibimos a la Junta de Gobierno la Hermandad del Santísimo Entierro de Cristo y María Santísima de la Soledad, así como a las autoridades. Y llego en su soledad junto a su pueblo Nuestra Señora de la Soledad.










En dicho momento dio comienzo solemne acto, donde se realizo una lectura a María Santísima de la Soledad, recuerdos que se van y vienen, que uno tiene que expresar...., y como no dedicarle una oración a tan bella estampa... 






A continuación acompañamos la lectura realizada, la cual decía:



Un Solemne Traslado, te trae hasta aquí, mi querida Madre, Madre de la Soledad.
Un traslado,
tras una restauración,
tras los 75 años que dejas atrás.

Varias celebraciones de diferentes hermandades venimos recibiendo en los últimos años;… pero cada una,… 
cada una tiene algo especial, 
y quién lo diría….. 
hace más de 75 años…. 
que nuestros dos titulares, María Santísima de la Soledad y Nuestro Padre Jesús de la Humildad, se encontraban juntos en el taller de D. Antonio Castillo Lastrucci. Poco queda para que se cumplan 75 años de su venida a nuestro querido pueblo, pero pocos saben que ambos vinieron juntos,.. Llegarían en un mismo carro desde la estación de tren de Pedrera donde fueron recogidos.
Todavía, menos conocen, que nuestros titulares, se volvieron a encontrar en un taller para su restauración hace 21 años, en Madrid, donde D. Antonio Ramos Notario, realizaría dicha intervención.

Qué bonita celebración, conmemorar 75 años, aquí, en nuestro pueblo y ante los serranos y las serranas, fieles devotos que lo hacen aún  más especial al reunirse ante ti, tanto aquí en la tierra como allí en el cielo,  para acompañarte y honrarte en este día tan especial.

Hoy, querida Madre, te recibimos en esta humilde casa, tu Casa, vienes acompañada de tu pueblo, con diferentes comitivas y representaciones, y en especial tu Junta de Gobierno. Junta de Gobierno a la que debemos de felicitar por cumplir proyectos necesarios como el de tu restauración y por supuesto por el acto organizado en el día de hoy, y a la que animamos a seguir trabajando para cumplir muchos más. Por último, gracias, queridos compañeros cofrades de la Hermandad del Santísimo Entierro de Cristo y María Santísima de la Soledad, por hacernos partícipes de un acto tan especial.

  
Que no me llamen María,
que me llamen Soledad.
iba diciendo la Virgen
cuando comenzaban ya
a separarla de su Hijo
porque lo iban a enterrar,
y junto al pie de la Cruz vacía,
llorando ella permanecía.
el dolor la ha crucificado,
el amor en píe la mantiene.

Quédate de pie, de pie junto a Jesús y su Cruz,
Quédate de pie, junto a tus fieles que cargan su Cruz.
Cruz del lecho de los enfermos,
Cruz de las familias rotas,
Cruz de los niños sin un hogar,
Cruz de los ancianos sin cuidar,
Cruz del extranjero su patria,
Cruz del que sufre en soledad.
Cruz de la injusticia y miseria de los marginados
Cruz de tantas falsas promesas y de la desesperación.
Cruz del abandono de amigos,
Cruz del olvido y de la traición,
Cruz de la amenaza y del miedo, la tortura y la prisión.
Cruz de los que sin esperanza sufren sin saber para qué,
Cruz de los enfermos del alma, de los que perdieron la fe.

¿Querrás tú, Señora nuestra de la Soledad, acompañarnos?

Oh, Señora afligida, Virgen de la Soledad,
acompáñanos y ayúdanos a portar las Cruces de nuestras vidas,
danos tu consuelo y tu amor reconfortante,  
ruega por nosotros y danos tu bendición.
Amén.
   
Dios te salve, María,
llena eres de gracia;
el Señor es contigo;
bendita Tú eres
entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto
de tu vientre, Jesús.
Santa María, Madre de Dios,
ruega por nosotros, pecadores,
ahora y en la hora de nuestra muerte.
Amén.

   
Y para conmemorar este día se le hace entrega de una placa a la Hermandad del Santísimo Entierro de Cristo y María Santísima de la Soledad, donde reza

La Hermandad de Ntro Padre Jesús de la Humildad en recuerdo de la visita de María Santísima de la Soledad a nuestra Casa Hermandad con motivo de su Solemne Traslado por su restauración y conmemorativo de su 75 Aniversario.
Sierra de Yeguas a 25 de Febrero de 2.018








Continuamos el traslado y llegamos hasta la Casa Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno, donde la Junta de Gobierno de dicha hermandad, recibió a la Virgen.






Una vez más, Nuestra Señora continuaría su camino en este día tan especial.







Llegamos a la ultima parada antes de su templo, llegamos a la Casa Hermandad de Nuestra Señora de los Dolores, donde su Junta Directiva, esperaba a la Virgen de la Soledad.




Desde allí, la comitiva, junto a todos los hermanos y vecinos que nos acompañaban, se trasladaría hasta la parroquia donde quedarían algunos momentos intensos en este Solemne Traslado.








Entraba María Santísima de la Soledad en su Templo, el Templo de su pueblo.





Allí la esperaba la Junta de Gobierno de Nuestro Patrón San Bartolomé. Bonitos momentos y emocionados para un día tan especial.
Concluidos dichos momentos ante el Patrón, pasaría Nuestra Madre al Altar Mayor a presidir el acto que cerraría los actos de esta Hermandad en la conmemoración de 75 Aniversario de María Santísima de la Soledad.






Presidiendo el Altar Mayor, María Santísima de la Soledad, tomarían la palabra MariCarmen Sánchez Jiménez y Belén Morales González, desde donde realizaron una lectura dedicada a su titular, su historia, su escultor, sus hermanos, etc... unos momentos muy especiales.

Pero no menos especial, fue el momento donde la hermandad quiso conmemorar a las personas que hicieron posible que María Santísima de la Soledad se encuentre en nuestro pueblo, la familia Carvajal, entregando una placa a sus descendientes D. José Carvajal, así como un ramo de flores a su señora, acompañados por sus familiares.





Con esto acabo el acompañamiento de nuestra Junta de Gobierno a la Hermandad del Santísimo Entierro de Cristo y María Santísima de la Soledad.





Solo nos queda dar la enhorabuena, que ya se le dio en su día, a la Junta de Gobierno, por el trabajo el esfuerzo y el  empeño que pusieron para hacer posible dicho acto, y por supuesto, por el desarrollo del mismo. ENHORABUENA.